Obispo italiano inicia campaña en contra de Pokémon GO.

El obispo de la ciudad italiana de Noto, en Sicilia, Antonio Stagliano, le ha declarado la guerra al popular videojuego Pokémon GO, al que calificó como una “fábrica de cadáveres andantes”.

El monseñor dijo que tiene lista una serie de “acciones legales” para que el videojuego, que se ha convertido en un fenómeno global, sea prohibido, según el diario Il Fatto Quotidiano.

El religioso ya se había pronunciado antes en contra de Pokémon GO por crear una fuerte dependencia entre sus usuarios y “alienar a miles y miles de jóvenes”. De hecho, no dudó en comparar el juego al “sistema totalitario nazista”.

Fuente: RPP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.