DEFENSORÍA DEL PUEBLO: MUNICIPALIDADES DE SAN MARTÍN DEBEN ADOPTAR MEDIDAS URGENTES PARA LA LUCHA CONTRA LA ANEMIA INFANTIL

 

A pocos meses de culminar el año, once distritos muestran una ejecución del 0 % del presupuesto asignado a reducir la anemia en niñas y niños.

 

La oficina de la Defensoría del Pueblo en San Martín exigió a más de 20 gobiernos locales realizar coordinaciones urgentes a fin de poner en marcha la ejecución de los presupuestos que fueron asignados para combatir la anemia y la desnutrición crónica en esta zona del país, los mismos que evidencian un escaso nivel de gasto pese a encontrarnos a pocos meses de culminar el año.

 

De acuerdo a los últimos reportes del Ministerio de Economía y Finanzas sobre el avance de la ejecución presupuestal del Programa Articulado Nutricional (PAN), cuyo objetivo es reducir la desnutrición crónica en niñas y niños menores de cinco años, de 49 gobiernos locales incluidos en dicho programa, un total de 11 tienen 0 % de ejecución presupuestal. Además, seis de 16 municipios presentan una ejecución menor al 50 % del presupuesto que les fue transferido para llevar a cabo acciones dirigidas a promover la adecuada alimentación, prevención y reducción de la anemia.

 

Los distritos que a la fecha no han ejecutado sus presupuestos para reducir la anemia en niñas y niños son Alto Saposoa, Barranquita, Caynarachi, San Roque de Cumbaza, Tabalosos, Zapatero, Buenos Aires, Caspisapa, Awajun, Yorongos y Alberto Leveau. Les siguen los gobiernos locales de San Pablo y Tocache, con un avance de 1.2 %, al último trimestre del año; mientras que distritos como Bajo Biavo, Rioja, Pajarillo, Shamboyacu, Moyobamba y Pinto Recodo tienen una ejecución entre el 5.4 % y 48.9 %.

 

La situación se torna crítica cuando se evidencia que en casos de ciudades grandes como Moyobamba, pese a albergar la mayor cantidad de niñas y niños menores de tres años, con un total de 4551, tiene una ejecución presupuestal dirigida a reducir a anemia infantil de solo el 43.6 % en lo que va del año.

 

Para la oficina de la Defensoría del Pueblo en San Martín, esta situación evidenciaría un bajo interés de las autoridades locales en atacar un problema severo como es la anemia infantil, que afecta el desarrollo de niñas y niños, perjudicando a su vez el goce de sus derechos, principalmente el derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud, y a la integridad y a la vida digna en estricto respecto del interés superior de ellas y ellos. Cabe precisar que esta desatención se agravó durante la emergencia sanitaria, pese a que los presupuestos fueron asignados antes de dicho contexto.

 

En ese sentido, a través de documentos dirigidos a las municipalidades con los más bajos niveles de gasto, la institución les exigió convocar con urgencia a las diversas áreas involucradas en la lucha contra la anemia y desnutrición a fin de poner en marcha la ejecución inmediata y eficiente del presupuesto del Programa Articulado Nutricional.

 

En dichos documentos, la jefa de la oficina de la Defensoría del Pueblo en San Martín, Janet Álvarez, recordó que el incumplimiento de funciones por parte de las autoridades podría conllevar al inicio posterior de investigaciones administrativas y disciplinarias.

 

“Siendo la anemia un problema de salud que aumenta la condición de vulnerabilidad de las niñas y niños frente a la pandemia por el COVID-19, es necesario que las autoridades locales hagan todo lo necesario para garantizar la adecuada ejecución del presupuesto que ha sido destinado para luchar contra este flagelo”, resaltó la representante de la Defensoría de Pueblo en San Martín

 

Finalmente, nuestra oficina defensorial se mantendrá vigilante para que las autoridades municipales cumplan sus funciones correspondientes en aras de garantizar el deber de protección y respeto del derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud que goza toda niña y niño.

 

 

Moyobamba, 29 de octubre de 2020