SpaceX lanzó el nuevo prototipo de Starship, el SN11, pero explotó en medio de una densa niebla

El SN11 logó volar a una altura de 10 kilómetros, pero explotó al momento de encender sus motores Raptor para aterrizar.

De manera sorpresiva, SpaceX logró volar el nuevo prototipo de la nave Starship, el SN11, en horas de la mañana de este martes. Sin embargo, el cohete no pudo aterrizar en Tierra.

Desde las instalaciones de SpaceX en Boca Chica, la nave alzó vuelo logrando 10 kilómetros de altitud, en un nuevo intento de vuelo suborbital de la empresa de Elon Musk.

Sin embargo, el SN11 explotó al momento de querer encender sus tres motores Raptor para aterrizar en la superficie. La visibilidad fue escasa debido a la densa niebla en el lugar.

Elon Musk, líder de SpaceX, señaló que el motor 2 de SN11 tuvo problemas desde el ascenso: “Parece que el motor 2 tuvo problemas en el ascenso y no alcanzó la presión de la cámara de operación durante la quema de aterrizaje, pero, en teoría, no era necesario”.

Cómo marcha el proyecto

Starship SN11 es el último vehículo de prueba para un sistema de lanzamiento totalmente reutilizable planeado que SpaceX está desarrollando para vuelos en el espacio profundo a la Luna y Marte. La compañía ha lanzado tres vehículos hasta ahora: SN8, SN9 y SN10. Las pruebas de la nave espacial SN8 y SN9 terminaron con intentos fallidos de aterrizaje, con los vehículos chocando y explotando.

El prototipo Starship SN10 voló el 3 de marzo y atascó su aterrizaje, pero explotó poco después del aterrizaje.

Tras el lanzamiento de SN11, SpaceX pasará a Starship SN15, sin pasar por SN12, 13 y 14, junto con las pruebas con los prototipos Super Heavy BN1 y BN2.

Fuente: RPP Noticias