HOMBRE VIVE AMARRADO EN LA BANDA DE SHILCAYO.

Un hombre de 29 años de edad que padece retardo mental, desde hace dos décadas vive en condiciones inhumanas, su madre lo mantiene amarrado a una de sus piernas en el asentamiento humano Ander Becerra, justificando el hecho que es la única manera de evitar que salga a la calle cuando ella sale a trabajar lavando ropa.

Felipe Satalaya Góngora a la edad de cuatro años sufrió meningitis, después de ello comenzó a padecer de retardo mental y a sus 29 años aparenta ser un niño de diez. Sus vecinos del asentamiento humano comunicaron este caso a las integrantes del comité de damas Manos Unidas para que tenga mejores condiciones de vida.

Felipe no puede ser atendido en un hospital del Ministerio de Salud, porque no tiene partida de nacimiento ni mucho menos Documento Nacional de Identidad (DNI), su madre viajará a Yurimguas para tramitarlo, sin embargo por falta de dinero hasta el momento no logra hacerlo. Mirian Pinchi Daza, presidenta de Manos Unidas lamentó esta situación.

“Hace dos años apoyamos a esta familia, pensamos que iban a mejorar las condiciones de vida de Felipe, sin embargo sigue igual, porque no puede ser atendido mediante el Seguro Integral de Salud, porque no tiene documentos de identidad, estamos dejando cien soles para que lo tramitan y reciba ayuda médica cuanto antes”, indicó Pinchi Daza, quien junto a las demás damas de su organización también entregaron víveres y prendas de vestir.