Rondas campesinas: «No somos milicias, no vamos a despoblar los campos para invadir las ciudades»

El dirigente rondero Marino Flores afirmó que las rondas campesinas no reemplazan a las unidades de serenazgo, a la Policía Nacional o las Fuerzas Armadas, pero si tienen autonomía para el ejercicio de la justicia en sus comunidades.

Marino Flores Gonzalez, dirigente de la Central Unitaria de Rondas Campesinas (Cunarc – Perú), rechazó este martes versiones que señalan que los ronderos llegarán a las ciudades para formar milicias como una iniciativa del gobierno para la seguridad ciudadana.

«Nosotros no somos milicias, no vamos a traer a 40 mil ronderos a la ciudad, no vamos a despoblar los campos para invadir las ciudades», dijo en el programa Ampliación de Noticias de RPP

El dirigente rondero señaló que «al parecer» el mensaje de 28 de julio del presidente Pedro Castillo, en el que propuso incluir a las rondas campesinas en la seguridad ciudadana, «ha sido tergiversado».

En ese sentido, aclaró que las rondas campesinas no reemplazan a las unidades de serenazgo, a la Policía Nacional o las Fuerzas Armadas, pero si tienen autonomía para el ejercicio de la justicia en sus comunidades y según sus costumbres, de acuerdo a la ley 27908 y al artículo 149 de la Constitución.

«Somos autónomos, tenemos el autogobierno y autodeterminación; con la Policía Nacional nos corresponde coordinar, no reemplazamos a las Fuerzas Armadas, ni tampoco ellos injerencian [sic] en nuestras decisiones», afirmó.

Denuncia persecución judicial

Flores Gonzalez dijo que las rondas campesinas tienen presencia en 22 regiones del país y rechazo que apliquen castigos que atenten «contra la salud y la vida de la gente».

«Lo que se debe entender es que nosotros no somos los que aparecen en los medios de comunicación en que se queman a personas o se castigan. Nosotros lo que hacemos es educar; cuando alguien comete un delito se investiga y se procesa y se sanciona», señaló.

El dirigente rondero explicó que las sanciones incluyen la realización de trabajos de campo en diferentes comunidades, por lo que mantienen retenidos a los infractores, una medida que ha sido denunciada como secuestro de parte de los afectados.

Flores Gonzalez calificó de persecución judicial la respuesta de las autoridades del sistema de justicia a estas denuncias y señaló que por esta unos mil ronderos a nivel nacional tienen procesos judiciales.

Fuente: RPP Noticias