FMI: Latinoamérica podría tardar más de cinco años en recuperarse de la pandemia

La recuperación económica de la región se complica ante el aumento sustancial de la pobreza, el riego de nuevas variantes de COVID-19 y la inflación.

Los países de América Latina y el Caribe demorarían más de cinco años en recuperar sus niveles económicos pre pandemia, según proyecta el Fondo Monetario Internacional (FMI).

«Creemos que tomará un tiempo, quizá ni siquiera dentro de nuestro horizonte de proyecciones de cinco años para que el producto interior bruto (PIB) de la región vuelva a donde estaba antes de la pandemia», afirmó Nigel Chalk, director interino del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

Para este año se espera que Latinoamérica crezca 6.3% y para el 2022 solo avanzaría un 3%. Como se recuerda, Latinoamérica vio desplomarse su actividad económica el pasado año con una contracción del 7%, muy superior a la media global.

La recuperación económica de la región se complica ante el aumento sustancial de la pobreza y la «cada vez más precaria situación de la clase media».

El FMI señala que los principales riesgos a la baja son el surgimiento de variantes de la covid-19 más «contagiosas y letales», el endurecimiento de las condiciones financieras globales y «el malestar social» al aproximarse un año con un ocupado calendario electoral.

Los progresos económicos dependerán, en gran medida, del ritmo de vacunación.

Cerca del 41% de la población está vacunada en América Latina y el Caribe, pero con grandes disparidades, ya que hay países que todavía no han llegado a inmunizar al 20%, mientras que otros cuentan con más del 70% de su población protegida, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Uno de los sectores más afectados será el del turismo, especialmente en el Caribe, donde la recuperación será muy gradual y «es probable que la cantidad de visitantes este año solo alcance alrededor del 60% de los niveles anteriores al covid-19», dijo Chalk.

Asimismo, el FMI alertó de que la persistencia del desempleo y el cierre prolongado de las escuelas debido a la pandemia del coronavirus han provocado un «daño importante al capital humano», lo que implicará un aumento de la desigualdad social.

Otro problema para la región es el aumento de los precios, vinculados a las interrupciones de la cadena de suministro y a los incrementos globales de los precios de los bienes

Para el cierre de este 2021 Latinoamérica tendría una inflación del 9.3 %, lo que significa que será la región con mayor aumento de precios del mundo.

El organismo espera que en 2022 la inflación se modere levemente, hasta a 7.8%, una cifra que aún es elevada.

Fuente: RPP Noticias