Fiscalía allana tres viviendas y detiene a implicados en casa de alquiler para Beneficiar Pública.

Dentro de las investigaciones están involucrados Mauricio Gustavo Grados Castillo y José Antonio García García, ambos ex gerentes de la Beneficencia, la comunicadora Rebeca Arbildo Salas, su hermana, la empresaria hotelera Esther Arbildo Salas y la hija de esta última Carla Reátegui Arbildo. A quienes se les investiga por la venta simulada de un bien a favor de la Beneficencia Pública de Moyobamba, a pesar que no ostentaban el bien materia de la venta.
Por esas razones la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Moyobamba, a cargo de la Dra. Rosa Elena Nicolás Rodríguez, y personal de la Dirección Contra la Corrupción, al mando del comandante Oswaldo Ortiz Ruiz, realizaron la mañana del miércoles 3 de enero 2024, el operativo policial de intervención, detención allanamiento de inmuebles de los investigados Mauricio Grados Castillo, José Antonio García García y Esther Arbildo Salas, por estar inmersos en los presuntos delitos de negociación incompatible y aprovechamiento de cargo.
Resulta que según las investigaciones fiscales, aproximadamente la primera semana de marzo 2023, Rebeca Arbildo Salas, informó a su hermana Esther Arbildo Salas que la Beneficencia de Moyobamba estaba buscando contratar un local, para eso Esther Arbildo había concretado una reunión con Mauricio Gustavo Grados Castillo, entonces gerente general de la Beneficencia, a quien le propuso el arrendamiento del “Hostal Royal” de propiedad de los hermanos Arbildo Salas, pues Esther era la representante del negocio.
Así que, luego ambos verificaron los ambientes y habría sido el exgerente Mauricio Gustavo Grados, quien mostró su interés por el alquiler de dicho hostal; luego día siguiente, la misma Esther Arbildo acudió a la Beneficencia para sugerirla la venta de los bienes de segundo uso que se encontraban instalados en el referido hostal. Es decir, gerente Mauricio Gustavo Grados, aceptó comprar camas, colchones, televisores, ventiladores, mesas, muebles, lavadoras, mostradores, cámaras de seguridad y hasta luces de emergencia, por un monto total de 18 mil soles.
Las investigaciones dicen que el negocio se concretó simulando una venta a través de la empresa “Hercar Group Alto Mayo SAC” de propiedad de Carla Reátegui Arbildo, a pesar que la referida empresa no era dueña de los bienes del hostal. Es más, para concretizar la venta el exgerente Mauricio Gustavo Grados, realizó informes para sustentar la adquisición de los bienes de segundo uso, sin especificar qué uso le podría dar la Beneficencia a colchones, camas, mesas y otros bienes del hostal.
Pese a eso la empresa “Hercar Group Alto Mayo SAC” de propiedad de Carla Reátegui Arbildo, recibió el monto total en tres fracciones, de 6 mil soles cada uno, para tratar de evitar aparentemente, alguna sospecha. Cabe precisar que las indagaciones confirman, que además, se realizó un contrato de un año por el alquiler del “Hostal Royal” de propiedad de los hermanos Arbildo Salas, por un monto total de 3 mil 500 soles mensuales, sin tener la Beneficencia necesidad de un local de esa naturaleza.
Incluso, el contrato decía que la Beneficencia debía hacer mejoras a favor del local, por un monto de 13 mil 529 soles, hecho que José Antonio García García, en su condición de gerente de la Beneficencia entre los meses de julio a octubre 2023, no objetó a pesar que a la entidad no le correspondía hacer esas mejoras.
Finalmente la policía informó que sólo se intervino a Mauricio Grados Castillo y Esther Arbildo Salas, mientras que José Antonio García García, está en condición de no habido.