Si Rousseff es destituida Ecuador evaluará relaciones con Brasil.

El ministro de Exteriores de Ecuador, Guillaume Long, anunció hoy que su país «evaluará» las relaciones con Brasil en caso de que la presidenta Dilma Rousseff sea definitivamente apartada del poder a través de un proceso de destitución.

«Las relaciones bilaterales se mantienen por el momento tal cual y esperaremos al resultado del impeachment (proceso de destitución). Una vez lo conozcamos evaluaremos las relaciones diplomáticas», dijo Long en una rueda de prensa durante su visita de tres días a varias instituciones del sistema de Naciones Unidas.

El canciller recordó que cuando comenzó el proceso de destitución, Quito pidió a su embajador que abandonara Brasil en protesta por lo que sucedía, y que esa plaza ahora está vacante.

Agregó que Rousseff no ha sido acusada formalmente de ningún cargo de corrupción, sino que se le imputan cargos administrativos. «No recuerdo ningún caso en la Historia en el que un presidente fue apartado del cargo acusado de cargos administrativos. Eso es una preocupación para el Gobierno de Ecuador», matizó.

Long sostuvo, asimismo, que el «valor del sufragio universal no es algo menor, al revés, es muy importante», por lo que expresó sus recelos respecto al proceso que se lleva a cabo en Brasil contra la presidenta elegida en las urnas.

Rousseff fue apartada del poder y sustituida por su vicepresidente, Michel Temer, a la espera de que se resuelva el proceso de destitución por supuestas maniobras financieras para ocultar el déficit presupuestario del país.

Fuente: RPP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.