En Egipto asesinan «por error» en un tiroteo a una monja.

La religiosa fallecida era monja en el convento de Mar Guergues, en la zona cairota de Masr al Aqadima, que incluye el barrio copto, y se desplazaba a Al Jatatba para acudir a un anexo de dicho monasterio en esa población. Según informó el convento, el nombre de la víctima era Atnasia, quien murió tras ser «alcanzada por disparos en un tiroteo». Por otra parte, se informó que la doctora que se encontraba con las monjas en el momento del ataque salió ilesa.

Por otro lado. se informó que el oficial de la Policía, aparentemente el blanco original del tiroteo, murió en el ataque y su hijo resultó herido, aunque no se ofrecieron más explicaciones. El jueves pasado, un sacerdote de la Iglesia cristiana copta murió por disparos de terroristas del grupo Estado Islámico (EI) en la ciudad de Al Arish, capital de la provincia del Norte del Sinaí, en el noreste de Egipto. Los yihadistas son especialmente violentos con los cristianos, sean minorías o no: el 2015, 21 egipcios de esta Iglesia fueron asesinados por ISIS.

La Policía informó que hombres armados desconocidos dispararon contra Abdelhalim Hamira Abdelkarim y su hijo Hamza, cuando se trasladaban en un vehículo en una carretera secundaria entre la capital egipcia y la ciudad mediterránea de Alejandría. El padre falleció y el hijo resultó herido por los disparos, en un asalto detrás del cual hay una «venganza» personal, según reveló Hamza Abdelkarim a la Policía. En el tiroteo, que se produjo anoche, fue alcanzado otro vehículo conducido por Basem Butrus Antonius, en el cual viajaban tres monjas y una doctora. 

La religiosa fallecida era monja en el convento de Mar Guergues, en la zona cairota de Masr al Aqadima, que incluye el barrio copto, y se desplazaba a Al Jatatba para acudir a un anexo de dicho monasterio en esa población. Según informó el convento, el nombre de la víctima era Atnasia, quien murió tras ser «alcanzada por disparos en un tiroteo». Por otra parte, se informó que la doctora que se encontraba con las monjas en el momento del ataque salió ilesa.

Por otro lado. se informó que el oficial de la Policía, aparentemente el blanco original del tiroteo, murió en el ataque y su hijo resultó herido, aunque no se ofrecieron más explicaciones. El jueves pasado, un sacerdote de la Iglesia cristiana copta murió por disparos de terroristas del grupo Estado Islámico (EI) en la ciudad de Al Arish, capital de la provincia del Norte del Sinaí, en el noreste de Egipto. Los yihadistas son especialmente violentos con los cristianos, sean minorías o no: el 2015, 21 egipcios de esta Iglesia fueron asesinados por ISIS.

Fuente: RPP.